Más y mejor producto local, producto de calidad. Legumbres en Canarias

Más y mejor producto local, producto de calidad

Taller de legumbres en Bodegas Tabaibal, Tenerife

El otro día me contaba un amigo, recién llegado de Chile, que trató allí sin éxito de comprar productos elaborados con Rosa Mosqueta y que, los locales, extrañados, le decían: “pero es que ahora no es temporada”. Esto ocurre en el primer país productor de este aceite, que podemos encontrar en España en cualquier momento del año. Esto me hizo reflexionar sobre lo mal acostumbrados que estamos, en “este mundo”, a consumir todo tipo de productos durante todo el año.

Una alimentación basada en los ciclos naturales nos garantiza una mayor calidad de los alimentos, puesto que, cuanto más frescos son, más propiedades nutricionales conservan (sin pasar largas temporadas en cámaras frigoríficas y sin sufrir la transmisión de sustancias sintéticas del envasado). Además, se encuentran en su momento óptimo de textura, olor y sabor.  Y no sólo eso, sino que además, nos aseguramos un ahorro económico, ya que no se repercute en ellos el coste de la conservación.

Por otro lado, parece que no prestamos la suficiente importancia al consumo de productos locales; así sucede, por ejemplo, con las legumbres de Canarias.

El Archipélago es una región muy rica en legumbres; sobre todo, en variedad y diversidad de judías, donde existen entre 70 y 80. Hay verdaderas joyas, como son las denominadas Manto de la Virgen (Bajamar, Tenerife) o la Huevo de pájaro.
Destacan las de Valle de Guerra (Tacoronte, Tenerife) y las mantecas verdes secas de La Laguna (Tenerife). Por todos es conocida la calidad de la lenteja de Lanzarote, muy chiquita, y también es excelente la de El Hierro o la blanca de Teno Alto.
Las arvejas (guisantes) son muy buenas en Haría (Lanzarote), y en Tenerife en  Teno y Afur, entre otras; existen muchas variedades y calidades dentro de ellas. Además distinguimos entre garbanzo (más pequeño y liso) y garbanza (grande y arrugado), siendo peculiar el garbanzo enano de Lanzarote.

Hace unas semanas tuve el placer de impartir un taller de legumbres en la Bodega Tabaibal, Tacoronte, y comentaba con los alumnos la riqueza de nuestras islas como productoras de legumbres, y la cantidad de recetas que podemos elaborar con ellas y que desconocemos.

En el siguiente enlace (hacer click sobre la palabra enlace) pueden acceder a la galería fotográfica del taller, donde pueden ver algunas imágenes de los platos que elaboramos, como son el pan de garbanzos, el brownie de judía negra o la ensalada y hamburguesa de lentejas.

Las legumbres son una estupenda fuente natural de carbohidratos y hierro, lo que nos aporta gran energía para nuestras actividades diarias. Además, su alto contenido de fibra facilita el tránsito intestinal, lo que contribuye a reducir el colesterol en sangre. Aportan calcio, fósforo, magnesio, yodo y potasio, minerales fundamentales para nuestro sistema neurofuncional.

Concluyo diciendo algo que parece muy simple y muy escuchado, pero que, por lo que compruebo, no lo sufuciente: tratemos de consumir producto de temporada, producto local, de kilómetro cero. Ganamos todos.